SAN JUAN BAUTISTA

DE LA SALLE

15 de mayo

70º aniversario

de la proclamación de

PATRONO DE LOS MAESTROS

DECLARACIÓN PONTIFICIA

Breve “Quod ait” de Pio XII 15. 5. 1950

Sólo es verdadero maestro el que sabe modelar el corazón de su discípulo y moverle a la práctica del bien

A fin, pues, de que quienes enseñan a niños y jóvenes, y los que están preparando para esta profesión, tengan un modelo que se les asemeje y en quien puedan mirarse, con objeto de que copien sus virtudes y las reproduzcan en sí mismos, el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, por medio de su Postulador General, Nos ha dirigido instantes suplicas para que Nos dignemos proclamar a San Juan Bautista de La Salle, en el quincuagésimo Aniversario de su elevación a los altares por Nuestro Predecesor León XIII, de feliz memoria, Celestial Patrono ante Dios de todos los maestros de uno y otro sexo, eclesiásticos o seglares, ya ejerzan su ministerio, ya se preparen a él.

A ciencia cierta y con la madura deliberación, con la plenitud de la Potestad Apostolica, en virtud de las presentes Letras, y de modo perpetuo, constituimos y declaramos al Confesor San Juan Bautista de La Salle, celestre y principal patrono ante Dios de todos los maestros  educadores de la niñez y de la juventud, con todos los honores y privilegios litúrgicos que corresponde oficialmente a los Patronos Principales.

No obstante cualquiera disposición contraria.

Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día XV del mes de mayo, en la fiesta de San Juan Bautista de La Salle, del año MCML, duodécimo de Nuestro Pontificado”.

LECTURA BÍBLICA: Mateo 18, 1-5.

En aquel tiempo se acercaron los discípulos a Jesús y le dijeron:

¿Quién es el más importante en el Reino de los Cielos?

Él llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: Os aseguro que si no cambiáis y os hacéis  como los niños no entraréis en el reino de los cielos. El que se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. El que acoge a un niño como éste en mi nombre, a mi me acoge.

ORACIÓN FINAL

Señor, Tú que has elegido a
San Juan Bautista de La Salle
Para educar a los jóvenes en la vida cristiana,
Suscita en tu Iglesia
Hermanos, Asociados y Colaboradores lasalianos
Que se entreguen con generosidad
A la formación humana y cristiana
De la niñez y la juventud.
Por Cristo, nuestro Señor. Amén

Himno de La Salle 2.0. – Y solo Dios #LaSalle💙💛

 En vuestras manos está el futuro de #LaSalle💙💛 ¡Viva Jesús en nuestros corazones!

 He escuchado yo tu voz, oh, mi Señor,
y me pides que te siga hasta el final.
Quiero compartir mi vida,
entregarla a los demás,
quiero estando a tu lado caminar.

 Pues seguirte es una fiesta especial,
es alzar las manos y gritar amor.
Me prometes la alegría, el cansancio, el sudor,
 quiero darme por entero y sin temor.

EN VUESTRAS MANOS ESTÁ
EL FUTURO DE LA SALLE,
DESPLEGÁIS SOBRE LA TIERRA EL MANTO DEL AMOR.
SOIS UNA FIESTA SIN FIN,
SOIS CANCIÓN, SOIS ESPERANZA,
SOIS LA ESTRELLA QUE ENTONCES TAMBIÉN BRILLÓ.

Juan Bautista también escuchó tu voz,
se hizo pobre con los pobres y voló;
alcanzó metas muy altas siempre al lado del Señor,
somos esa savia nueva que el plantó.  

Y nos toca ahora a nosotros la labor:
ir llevando la alegría al corazón,
bien abiertas nuestras manos, preparada la ilusión,
la sonrisa en la mirada y sólo Dios.  

— Autor: H. Jaime Cea.
Música y arreglos: José Luis Roiz, Sergio Bernardo y Carlos Cabezas.
Masterización: Carlos Cabezas y José Luis Roiz.
Voz: Carlos Cabezas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies